Cuando el cine se junta con la música ... o viceversa


 

Hay muchas clases de películas musicales. Un muy interesante es la que refleja el mundo del showbusiness y los intérpretes desde sus diferentes perspectivas. Allá van algunas de las últimas que hemos tenido ocasión de visionar por estos lares.

 

TÚ LA LETRA, YO LA MÚSICA
(T.O.: Music and lyrics)

 

Acabo de verla y no me arrepiento. Es cuando menos agradable. (Lo malo de estas cosas es cuando empiezas a ver reflejados en la pantalla muchos retazos de tu vida, pasada y actual, pero eso es otra historia).

La música está bien (aunque los 80 no son mi década preferida, especialmente en lo que respecta a la estética). El tema es de esos que debería avisar "basado en hechos reales". Refleja bien las relaciones personales en el campo profesional, y el proceso de como se gesta una canción (la observación acerca de la inspiración es cierta)..

Los diálogos flojean a veces y algunos "gags" no acaban de cuajar, suenan forzados, pero es perdonable en el contexto general. A veces te toca la fibra sensible en el punto adecuado ....

Hay dos cosas logradas: una, el problema real de "mantenerse en la cresta" y ser magnífico en todo momento (es decir, 24/7/12 = 365 / 366 en bisiestos); esto, unido a saber "venderse" cuando es preciso para sobrevivir, pero lo maquillan al final cuando convencen a la popstar ídolo del momento; la otra, la figura moderna que mezcla la puesta en escena y el negocio con el misticismo oriental, que tan bien queda de cara al público.

Estaría bien saber realmente quien interpreta cada cosa (si hay playbacks y cosas de esas). La B.S.O. tiene pinta de estar bien. Estoy bajando algunas canciones y si puedo compraré el CD. Las canciones están bien, son pop agradable, atemporal (lo mismo suena a british invasion / beatles como bubblegum, etc.). El tema de los circuitos de viejas glorias es real, se repite en cada década.

Haley Bennett tiene buena voz. Según su web, la vena artística le viene de lejos. Hugh Grant se defiende borderline, es graciosa escena cuando le corrigen la coreografía para bailar con cora,  cuando él intenta repetir sus pasos de siempre.

De todas formas, lo bonito es ver los videoclips con las actuaciones. Lo malo es oir las canciones dobladas, creo que está mejor cuando se oyen en versión original subtitulada con las voces reales. Oir la traducción forzada para que encaje no me suena bien (y lo paradójico es que es algo recursivo, es lo que trata de reflejar el propio guión, que cuesta hacer una buena letra).

Es de esas películas que hay que ver hasta el final, los títulos de crédito tienen contenido.

Algunos links

Ficha en IMDb
Web oficial (España)
Web oficial (USA)

Soundtrack: La información de amazon se puede consultar aquí.

 

 

Otras películas


Dreamgirls: no la he visto y me arrepiento, las Supremes me caen bien (no tanto Diana Ross)